¿Diésel o Gasolina? Analice el uso antes de elegir

Compartir

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
¿Qué datos tener al momento de determinar el combustible que vamos a utilizar? Conocer más sobre cada tipo de motor así como el uso que le dará al vehículo le ayudará a realizar el análisis.
diesel o gasolina

El proceso de combustión de los motores de gasolina vs diesel

Lo primero que debemos hacer es comprender más sobre cómo funcionan los motores gasolina y los motores diésel.

Motores de gasolina:

La combustión se da con la chispa de la bujía en el cilindro.

Motores diésel:

La combustión se da a partir de la alta temperatura que alcanza el aire en su fase de compresión, esto se conoce como proceso de auto-ignición.

Como quema el combustible un motor diésel y un motor gasolina es diferente, por lo tanto, los beneficios en rendimiento, aceleración y potencia también van a variar.

 

Conozca las diferencias entre Leasing y Renting en Costa Rica y obtenga el mejor beneficio de este servicio. 

 

Diesel vs Gasolina: El rendimiento

Motores gasolina:

Tienen una válvula que abre y cierra el flujo de aire que ingresa al motor. En este caso, si hay mayor ingreso de aire se obtiene mayor potencia pero también mayor consumo.

Motores diésel:

La potencia varía según la proporción de aire/combustible que ingresa a la cámara de combustión, lo que mejora el rendimiento y mantiene un equilibrio en la potencia.

Sistema Common Rail

Hoy en día, gracias a los sistemas Common Rail, los motores de diésel han mejorado su proceso de combustión, logrando mayor eficiencia y un mejor rendimiento.

¿Qué es el Common Rail?

Common Rail es un sistema que administra la apertura de cada inyector de combustible de forma eléctrica, por decirlo de una forma simple, es como un sistema de aspersores que dispensan únicamente la cantidad de combustible que el motor necesita.

Sumamos los turbocompresores.

Un turbocompresor, es un sistema rotatorio de sobrealimentación de aire a presión y funciona aumentando la potencia de motores de combustión interna aprovechando la energía de los gases de escape. El turbo, permite mantener excelentes niveles de consumo y potencia sin tener que aumentar el tamaño del motor, la cantidad de combustible quemado o el número de revoluciones.

Con el turbo, el motor diésel continúa con gran ventaja sobre el motor gasolina pues logra menor consumo, mayor potencia y mejor rendimiento.

 

El valor de compra

Al comparar el valor de compra de un vehículo diésel con uno de gasolina existe una diferencia de varios cientos o hasta miles de dólares ($2000 a $4000). Este es el momento para tomarse un tiempo y aplicar un análisis del uso que daremos a los vehículos para poder justificar una inversión adicional.

La brecha entre menor consumo de combustible y mayor precio.

Las nuevas tecnologías en los motores diésel nos ayudan a mantener un nivel óptimo entre nuestros presupuestos de compra y el gasto por combustible. De aquí surge la importancia de analizar muy bien qué modelos nos ofrecen las mejores prestaciones para así poder sacar provecho de esas ventajas en la operación de nuestro negocio.

Aun cuando los modelos diésel son más costosos, el ahorro en combustible tiene su gran ventaja financiera. Si se usa un modelo de diésel, dependiendo de la tecnología de cada vehículo y el buen manejo, es posible que entre los 40.000 km y los 100.000 km anuales de uso ya podamos amortizar el sobreprecio.

 

El mantenimiento

En cuanto al mantenimiento, los motores diésel son algo más costosos por los sistemas catalíticos que utilizan para reducir sus emisiones. Es por esto, que estos motores son más recomendados para usos de trayectos largos o mixtos más que urbanos. La buena noticia es que ya existen motores de diésel muy eficientes, con cilindradas de 1,200cc o 1,300cc y que son muy utilizados para rutas urbanas.

Un secreto para mejorar la vida útil de los componentes de motores diésel, entre ellos los turbocompresores, es el proceso de encendido en frío.

Por la mañana, se recomienda esperar unos minutos después de encender el motor.

Esto permitirá que el nivel de lubricante del turbo suba y que el motor puede comenzar a calentar los gases de forma adecuada. Haciendo esto, evitaremos desgaste en piezas internas y turbos rayados.

 

La Contaminación

Contribuir al medio ambiente y ser sostenible al momento de elegir un vehículo es muy bueno, sin embargo, dado que todavía los vehículos híbridos y eléctricos no han logrado penetrar en el mercado con condiciones ventajosas para los usuarios en términos de precios, impuestos, beneficios, infraestructura del país para prestar servicio y otros, estas alternativas al parecer deberán de esperar unos años más para llegar a la cabeza de nuestra flota vehicular.

Entre gasolina o diésel la diferencia es muy visible. Los modelos de gasolina salen airosos en esta batalla pues los modelos diésel emiten más gases contaminantes (óxido de nitrógeno y nanopartículas) como resultado de que necesitan más oxígeno para funcionar.

 

Revisemos un breve comparativo entre diésel y gasolina para tener un panorama más claro.

Diésel

Ventajas

Desventajas

El costo por litro es más bajo Costo de compra mayor
Más kilómetros por litro Costo de mantenimiento mayor
Los componentes del motor son más duraderos. Esto pues las presiones y temperaturas a las que deben de someterse para funcionar son más altas. Las emisiones. Aunque las nuevas tecnologías ayudan bastante, la calidad del combustible en el país hace que los componentes catalíticos deban ser revisados con mayor frecuencia para cumplir con las revisiones técnicas.
Más eficiencia dado que ofrecen mayores capacidades de arrastre, torque o potencia

 

Gasolina

Ventajas

Desventajas

Costo de mantenimiento más bajo Consumo mayor
Precio de compra más bajo Menos eficiencia en usos mixtos
Mayor rendimiento en uso urbano, de poco kilometraje y menos contaminante Incompatible para usos comerciales como camiones, maquinaria pesada y pick ups.

 

¿Que podríamos concluir?

Tenemos pros y contras en ambos tipos de motores según sea el uso que le vamos a dar al vehículo.

Ahorro combustible, precios de compra y costes de mantenimiento son argumentos para mover la balanza hacia un lado u otro. Lo cierto es que ambos combustibles aportan valores diferenciados.

Podríamos recomendar el diesel para flotas de distribución, venta, postventa, u otro de esta índole. Esta elección es bastante atractiva para ahorrarnos bastantes billetes en facturas por combustible, por lo que sería una clara ventaja tener un diésel frente a un gasolina. Por otra parte, si lo que necesitamos son vehículos para uso discrecional o bien uso urbano (pocos kilómetros anuales), la gasolina ofrece una ventaja en términos de mantenimiento y adquisición,

Es recomendable priorizar, sin embargo, las decisiones se verán afectadas por temas de presupuesto, categorías de vehículos que se requieren y otras incluso por gusto del usuario. Lo importante es que el análisis contemple el tipo de combustible, el  uso que le vamos a dar a los vehículos y claro, la rentabilidad que logremos generar de estas imprescindibles herramientas de trabajo.

Sin duda, la tendencia de los fabricantes continuará siendo crear motores más pequeños con sistemas que ofrecen altos niveles de rendimiento y potencia. Esto hará que cada vez sea más difícil la decisión de qué tipo de combustible utilizar.

En Total Fleet le ofrecemos toda la asesoría sobre las diferentes categorías de vehículos disponibles en el mercado que pueden ajustarse a las necesidades de su negocio.  Contáctenos al 2542-4800 o al email totalfleet@adobecar.com

Total Fleet

Total Fleet

Servicios personalizados según las necesidades de su compañía. Contáctenos para enviarle una cotización a la medida.

Déjanos un comentario:

Contáctenos

Suscríbase a nuestro boletín

Y reciba las noticias y actualizaciones de nuestro blog informativo.

Complete el formulario con sus datos: